miércoles, 27 de febrero de 2013

Para Usted #4 Los límites

 (El tiempo se escurre entre las manos llevándose mi reflejo)
Imagen extraída de la red
  • A usted le confieso que mi corrupción tiene límites; soportaría la degeneración moral sin caer en la costumbre vulgar del gregario, ni en el colchón de las virtudes ficticias, a veces se eleva uno más alto por su ignorancia y tosquedad que por su franqueza. 
  • Así que voy a interpretar a cualquier otro, es quizás un camino de apertura, todo sea para escapar de uno mismo.
  • Hoy reflexioné sobre mi pasado y descubrí un diario titulado ausencia;  localicé un viaje sin pasos y una ceguera de idealismo. Caí en la nada, por ello la nada no puede ser el destino, de ella ya he vuelto y ahora no soporto el silencio.
  • No soporto mi silencio pues parece indiferencia. Ahora necesito el deseo, la imposibilidad, la olvidé y destruí en mi viaje de asceta. Dije sí a toda la putrefacción en la vida, sí al dolor y con ello no he impuesto ninguna queja, asumí la vida y es quizás las resistencia a ella la inspiración del hombre. 
  • De momento carezco de estímulos para continuar con mi proyecto, una efímera visión que se esfuma cada vez que deseo cogerla, no es suficiente mi desear porque es volátil al diente del tiempo como también lo es mi reflejo. 

viernes, 1 de febrero de 2013

Para Usted #3 (Apertura a la corrupción)

Imagen extraída de la red

  • Ver más allá del horizonte vital de la existencia es intuir la caída en el camino, no trae por inercia el emblema del triunfo. La víctima que se sabe víctima, el esclavo que se sabe esclavo y que no lo niega con ningún idealismo corrosivo, no es del todo ser libre pero sí en algo, quizás parcialmente. 
  • Según suceden los días uno se va quitando la corteza y con ello renovándose; su refinada adaptación, representar cualquier papel incluso apostando la identidad. Abrirse a la degeneración,  ¿mas no es preferible ser víctima de la decadencia que uno mismo? Las diatribas que lanzo hacia mí nunca son menos graves que las de cualquier otro; el rencor hacia mi propia raza, ascendencia, dioses domésticos e incluso lengua. Descubrir el olor a pesar del hábito, a pesar de nacer acostumbrada a esa putrefacción, cada día una grieta y cada día menos firme para mis pasos. 
  • Supongo que es el camino de todo intelecto meditabundo, de almas que se adelantan a su edad, que se preparan para el impacto del tiempo, así que es la juventud la época de la arrogancia, de la apertura a la corrupción, de la elegancia, el instante perfecto para encarnar la paradoja con maestría. 
  • Puedo ver entre los agujeros del tiempo, el futuro, intuyo que cuanto más permanezca en el anonimato más cargas llevaré conmigo, serán las maletas que aún no he abierto. Así que he cerrado la puerta del ascetismo para abrir un caprichoso capítulo envuelto en tragedia. 
  • Le iré relatando a menos que la inspiración enmudezca.

martes, 29 de enero de 2013

Para usted #2

Imagen: "Aquella noche de Invierno" (Luis Beltrán)
  • Nada me impide escribirle porque nada se me hace más necesario que leerle. El tiempo es escaso y el vino se acaba, podría empezar una trágica historia, la vida de dos solitarios sin remedio que al intentar culminar su obra perdieron sus propias huellas. Ojalá mi mundo fuera una tragicomedia, en mi día a día sólo percibo serenidad, un mar en calma, he llegado hasta el final de mi doctrina para acabar con toda posibilidad. Amargos son mis tragos en un invierno fértil por su desamparo, las ideas decrecen y a pesar de mi alas aún me da miedo volar.
  • Ser libre es mi obligación, pero como toda obligación exige un talento, veo cercano mi vuelo y eso me asusta; las nubes a veces se tornan grises y atisbo la tormenta.
  • Debo irme de aquí, a tierra hostiles, aumentar mi contacto social y con ello cabe la posibilidad de corromperme, será usted espectador de mi obra mientras pueda escribirle.
  • Un saludo compañero, la filosofía he de apagarla para que no me consuma, es algo que se hace necesario o acabaré apagándome yo.

miércoles, 23 de enero de 2013

Deconstrucción: Dar el tiempo (Derrida)

Derrida-deconstruyendo-el-tiempo
Imagen extraída de la red


"El rey toma todo mi tiempo; doy el resto a Saint-Cyr, a quien querría dárselo todo"

Contexto:
Madame de Maintenon (amante del Rey) escribe a Madame Brinon.
Saint-Cryr es una institución, un lugar destinado a la educación de jovencitas.

  • Primera Parte: Ella dice que el rey toma todo su tiempo. 
    • A) No toma su tiempo, toma actividades o servicios que están dentro del tiempo.
    • B) El tiempo no se puede dar ni tomar, no le pertenece a nadie. 
    • C) No se puede tomar nada sin el consentimiento mismo de la otra persona, Él toma su tiempo porque ella desea dárselo pero ese don no existe, se anula con la reciprocidad, con la posibilidad de que ese tiempo consagrado al Rey sea devuelto o creé una deuda a favor de ella.
  • Segunda parte: Ella da el resto a Saint-Cry a quien querría dárselo todo. 
    • A) Si ella consume todo su tiempo con el rey por evidencia no puede dar nada a Saint-Cry, porque no se puede dar lo que se no tiene (el resto que no es nada) y sin embargo ella dice que da el resto a Saint-Cry.  
    • B) A la muerte del Rey, ella se retiró allí y pudo consagrarle todo su tiempo. Este hecho viene a decir que la muerte del rey está estrechamente vinculada con el resto del tiempo que ella quería dar a Saint-Cry y que a eso se refería en la carta. 
    • C) ¿Estaría esperando (deseando) a que el Rey se muriera para consagrarse a Saint-Cry? 
  • Tercera parte: ella utiliza un condicional "querría dárselo todo a Saint-Cry"
    • A) Es la mujer de ese momento, de ese ahora la que deseaba consagrar su tiempo a la institución. En ese momento quería dar aquello que no puede, luchar con lo imposible.
    • B) Aquello que no puede, no para sí misma sino para poseer el poder de dar, la libertad de dar algo que en ese momento no tenía. 
    • C) Pretende crear esa imposibilidad, en esta parte ella induce a su lectora la idea subyacente de que le resulta imposible disponer del resto de su tiempo.
    • D) Luego la obligación es permitida (Ella permite que el Rey tome su tiempo) lo imposible es posible (El resto del tiempo que no tiene se lo dedica a Saint-Cry) y su futuro ya lo había planeado antes de la muerte del Rey.
  • Cuarta parte: Deconstruye el concepto del Don (¿Y si no quisiera decir ésto?) 
  • "No se puede sino ser ciego a la desaparición del tiempo y en cierto modo no hay nada que no requiera tiempo" (Derrida)

domingo, 20 de enero de 2013

La calles mojadas

Imagen extraída de la red

No es fácil mirar por la ventana y ver las calles mojadas.

La lluvia evoca un horror silencioso;
un cuerpo mojado sobre el cemento
por la desidia y no tanto por el lamento.
Ellas son;
las almas que eluden tu mirada
para continuar con sus vidas
ajetreadas.
¡Tú eres un estorbo!

La codicia dicta la velocidad de la existencia,
Tú ralentizas el camino del gregario
sucumbes bajo sus pasos
lloras solo en la oscuridad
iluminado por luces
en un mundo ciego al pasar.

Miro por la ventana
ya no te encuentro,
las frías calles son la sentencia 
quizás eres víctima de tanto tuerto.

Sobreviene un cometido no concluido 
te perseguí hasta abandonarte en medio del laberinto 
me hundo en la tempestad con la evidencia
¡Tú solo bajo la tormenta!

Es esa ventana que me culpa 
es su reflejo, te perdí en el vendaval
 fuiste imposible de alcanzar;
exijo un dios para tu protección
pues cedí al sosiego
cesar fue mi perdición.

Caen más gotas sobre ti 
dónde estás amor mío 
tus ojos no los olvido
presto te fuiste 
el miedo me ahoga
tú desapareciste dejándome sola. 

Ojalá pudiera implorar perdón 
 pero habito sola bajo el ciclón
para mí no existe ningún Dios 
por ello necesito encontrarte
para enmendar el error.

Es un día lluvioso y hace un intenso frío 
y tú amigo callejero no te hallas conmigo.