domingo, 6 de mayo de 2012

Deconstrucción del concepto Dar

  • ¡No das un beso, pides un beso!
  • Según Derrida para que exista el concepto "dar" es necesario que éste no se conozca, ni por el donatario ni por el donador de lo contrario se anularía.
  • El don se anula con la deuda, no das si tus intenciones son las de crear una deuda en el otro, das un beso con la intención de ser correspondido, no das un beso, buscas una transacción. Tú besas para que ese beso te sea devuelto, esperas recompensas por tus actos, y éste es el primer conflicto del concepto dar.
  • Cuando se presenta no puede recompensarse, ni saberse que existe, porque incluso inconscientemente si el donador se diera cuenta de su donación, su inconsciente empezaría a sentirse expropiado, engañado por no recibir los intereses de sus inversiones, también puede deslizarse en el ángulo inverso, si el donador da algo con el objetivo de sentirse bien, de aceptarse a sí mismo, de ingresar un bono más en su cuenta particular del cielo, éste hecho anularía el concepto puesto que también busca una devolución y sugiere una tendencia narcisista.
  • Puede uno calarse como diría Steiner, hasta los huesos, pasar la noche bajo la tempestad, bajo la penumbra de la crítica sólo para ver pasar a la persona amada y aquí no sabrías que estás dando, puedes pasar la noche cuidando a tu perro enfermo y jamás se te ocurriría decir que le estás dando algo, ni tan siquiera lo sabes, no eres consciente, ahí es donde vive el concepto dar, sólo en su ausencia.
  • Por ello, deconstruir el lenguaje es el primer acto para abordar el problema de los engaños mentales, de las falacias que habitan el lenguaje, porque todo lenguaje viene al presente cargado de los registros en los que ha vivido. Es necesario, ya que el lenguaje construye el pensamiento, porque hablar una lengua es habitar un pasado para responder a un presente con unos modos y una formas prefijadas, un lenguaje surgido de explosiones, como puede ser la ilustración, y un lenguaje que sufre toda clase de desviaciones a lo largo de su viaje en el tiempo.

Ser el Jefe

Uno no puede abandonarse 
abandonarse al frío sin abrigo 
dejarse caer en abismo 
escuchar palabras sin atisbo 
medir el tiempo sin sentido 
ir y venir y dejar el cuerpo vacío. 

Uno debería reflexionar cada instinto 
cada comportamiento inscrito. 

Abatir a los maestros, vindicarse escribiendo 
dudar de las palabras al azar 
de las canciones y hasta del respirar. 

Renunciar al oxígeno 
para ver si hace falta de verdad.

Caer

Me viste caer,
tantas veces.

Esa sangre en mis rodillas
esas manos sin piel,
esa mirada asustada
esa ingenuidad sin estupidez.

Me viste caer,
tantas veces.

Te reíste tanto
que ahora no sé,
 no sé dónde están las heridas
que yo misma busqué.

Una caída aquí y otro allá
y una sonrisa desplegar,
era tan fácil caer, tan natural.
Ahora sólo puedo reírme como tú
con naturalidad.

martes, 1 de mayo de 2012

Quimeras

Allá a lo lejos
donde no estás tú
se asoma un sueño,
eres tú.

Has ganado a la vida
recaudas tu sufrimiento
crees en las recompensas
después del padecimiento.

Allá a lo lejos
donde no estás tú
se asoma un infierno,
eres tú.

No ha merecido tanto esfuerzo
alguien reclama tu tiempo
añoras el pasado
como si fuera un sueño.

Allá a lo lejos
donde no estás tú
se asoma un mar inmenso,
eres tú.

Estás solo acompañado del viento
despejado de nubes y de agotamiento
sabes que las quimeras han muerto.