miércoles, 25 de enero de 2012

Ven conmigo

Destila conmigo el elixir del brío
juntos a orillas del rio
en ciudades de ensueño
como dos simples compañeros.

Y entre palabras y sensaciones
vamos a aliviar los corazones
a regenerar con nuestra savia
a todos los batallones. 

Ven conmigo a orillas del río
y comencemos un viaje
tú serás mi razón
y yo seré tu brebaje.

domingo, 22 de enero de 2012

Deconstrucción


  • Deconstrucción
  • El término Deconstrucción lo acuñó Heidegger pero fue Derrida quien lo teorizó.  No es una filosofía, es una estrategia lingüista y filosófica. ( yo aún estoy en fase de comprensión, "habrá que ilustrar al nombre" )
  • La Deconstrucción propone desnudar la palabra de sus complejos bailes en el tiempo, de su historia y de lo que nosotros entendemos como mudar el pelaje. Entonces si llegamos a la definición exacta de cada vocablo, a la correcta interpretación del concepto que según la Deconstrucción sería el menos evidente, estaremos en el camino más cercano a la Deconstrucción.
  • En consecuencia, la formula Deconstructora para destronar a nuestros antepasados (y con ello honrarles) es conocerlos, así que, empecemos por manejar hasta el más insignificante de sus textos, desvelando minuciosamente, palabra a palabra un significado diferente al que parece evidente. Y todo ello, saliendo de nosotros mismos, de nuestra cultura y de todas las idealizaciones mentales que nos identifican; (una opción sería salir del planeta a ver qué nos dicen los demás seres del universo).
  • A su vez, el sentido de lo expuesto se basa en el poder indeterminado de los libros, indeterminado porque el mismo texto puede enamorar, generar aversión, asco e incluso sembrar el miedo. Y todo, el mismo arcaico y aparentemente difunto texto. 
  • La conclusión de toda esta oscura telaraña se manifiesta en los templos de la dislocación, en el paraíso del condicional, en  una estrategia para derribar o dignificar cualquier idea preconcebida con una mirada distorsionada pero consciente y participando en el cambio. Busca vernos a nosotros mismos desde la otra orilla.

sábado, 21 de enero de 2012

La teoría y el tiempo


  • Relleno la hoja del vacío 
  • creando sobre el tiempo 
  • porque hoy me adhiero a un movimiento 
  • y al amanecer tiemblo de desconcierto

  • La vida no consiste en adherirse a un teoría como parásito que consume el cuerpo, sal de ese ridículo simplismo, más bien se fundamenta en rechazar la ligereza intelectual combatiendo los conceptos, preceptos que una vez logrados se destronan.
  • Así que, fructífero el tiempo dedicado a derrocar a los difuntos, porque todo papel (lee otra vez) todo papel espera ser superado y está ahí para desafiarte.
  •  Por tanto, el banquete del combate está sobre la mesa, es más, lleva demasiado tiempo esperando.