jueves, 13 de diciembre de 2012

Para usted

  • Cuando escribo para usted mis palabras se elevan, conquisto un estado de complicidad perpleja,  los dos escalando la montaña, los dos apostando la vida a una carta, no somos usted y yo juntos, somos usted y yo separados. 
  • Cada uno subiendo solo, sin más compañía que las huellas de la amistad. Espero que cumpla su sueño y no me vuelva a recordar que no quiere decir que me olvide. Yo jamás le olvidaré aunque no lo recuerde, exceptuando los días que sus palabras se presentan, cuando el tiempo obliga a reflexionar, cuando se disfruta del vínculo de la amistad. 
  • Una amistad alejada de tentaciones vulgares, aislada de todo afán de codicia, fértil en distancias. Un vínculo que es fuente de limpieza, de dirección, un baño de realidad. 
  • Sin duda es un alivio encontrar un eco en el mundo, es la sencillez de su voz cuya naturaleza percibo sana, alguien que nació entre enfermos y ha sabido curarse. Una vida de adaptación superficial porque nada traspasa las pieles de su espesura. Comparto su símbolo de defensa y a pesar de endurecerse con el tiempo, usted mira de frente al peligro de la petrificación, 
  • Invitados somos a la era de la antítesis, la naturaleza ya no es fértil, es hora de dar un paso atrás para hacer notar las distancias antes de reaccionar.

martes, 19 de junio de 2012

El violín

Ahora mismo tengo sueño 
hay demasiadas arañas, 
es mi única queja 
demasiadas arañas. 

Porque hace calor y a mí me gusta 
porque el viento sopla y trae olores infernales 
me relaja esta atmósfera empozoñada
este es mi lugar.

Suena en el fondo un chirrío; seco, opaco 
semejante al llanto. 
Alguien fenece destilando lamentos 
suspirando al tiempo
 entonando versos.

No soporta el silencio 
mas chirrían a los lejos sus cuerdas, 
no canta, solo sufre o canta porque sufre.

¡Qué triste se encuentra el violín!
¡Qué solo me parece!
como llora en medio del silencio, 
en medio del vacío 
entre los muros de un reino extinguido. 

¿Consolarle...? no podría 
si me acercará abandonaría el llanto 
sería su cura y su silencio mi enfermedad. 

domingo, 6 de mayo de 2012

Deconstrucción del concepto Dar

  • ¡No das un beso, pides un beso!
  • Según Derrida para que exista el concepto "dar" es necesario que éste no se conozca, ni por el donatario ni por el donador de lo contrario se anularía.
  • El don se anula con la deuda, no das si tus intenciones son las de crear una deuda en el otro, das un beso con la intención de ser correspondido, no das un beso, buscas una transacción. Tú besas para que ese beso te sea devuelto, esperas recompensas por tus actos, y éste es el primer conflicto del concepto dar.
  • Cuando se presenta no puede recompensarse, ni saberse que existe, porque incluso inconscientemente si el donador se diera cuenta de su donación, su inconsciente empezaría a sentirse expropiado, engañado por no recibir los intereses de sus inversiones, también puede deslizarse en el ángulo inverso, si el donador da algo con el objetivo de sentirse bien, de aceptarse a sí mismo, de ingresar un bono más en su cuenta particular del cielo, éste hecho anularía el concepto puesto que también busca una devolución y sugiere una tendencia narcisista.
  • Puede uno calarse como diría Steiner, hasta los huesos, pasar la noche bajo la tempestad, bajo la penumbra de la crítica sólo para ver pasar a la persona amada y aquí no sabrías que estás dando, puedes pasar la noche cuidando a tu perro enfermo y jamás se te ocurriría decir que le estás dando algo, ni tan siquiera lo sabes, no eres consciente, ahí es donde vive el concepto dar, sólo en su ausencia.
  • Por ello, deconstruir el lenguaje es el primer acto para abordar el problema de los engaños mentales, de las falacias que habitan el lenguaje, porque todo lenguaje viene al presente cargado de los registros en los que ha vivido. Es necesario, ya que el lenguaje construye el pensamiento, porque hablar una lengua es habitar un pasado para responder a un presente con unos modos y una formas prefijadas, un lenguaje surgido de explosiones, como puede ser la ilustración, y un lenguaje que sufre toda clase de desviaciones a lo largo de su viaje en el tiempo.

Ser el Jefe

Uno no puede abandonarse 
abandonarse al frío sin abrigo 
dejarse caer en abismo 
escuchar palabras sin atisbo 
medir el tiempo sin sentido 
ir y venir y dejar el cuerpo vacío. 

Uno debería reflexionar cada instinto 
cada comportamiento inscrito. 

Abatir a los maestros, vindicarse escribiendo 
dudar de las palabras al azar 
de las canciones y hasta del respirar. 

Renunciar al oxígeno 
para ver si hace falta de verdad.

Caer

Me viste caer,
tantas veces.

Esa sangre en mis rodillas
esas manos sin piel,
esa mirada asustada
esa ingenuidad sin estupidez.

Me viste caer,
tantas veces.

Te reíste tanto
que ahora no sé,
 no sé dónde están las heridas
que yo misma busqué.

Una caída aquí y otro allá
y una sonrisa desplegar,
era tan fácil caer, tan natural.
Ahora sólo puedo reírme como tú
con naturalidad.

martes, 1 de mayo de 2012

Quimeras

Allá a lo lejos
donde no estás tú
se asoma un sueño,
eres tú.

Has ganado a la vida
recaudas tu sufrimiento
crees en las recompensas
después del padecimiento.

Allá a lo lejos
donde no estás tú
se asoma un infierno,
eres tú.

No ha merecido tanto esfuerzo
alguien reclama tu tiempo
añoras el pasado
como si fuera un sueño.

Allá a lo lejos
donde no estás tú
se asoma un mar inmenso,
eres tú.

Estás solo acompañado del viento
despejado de nubes y de agotamiento
sabes que las quimeras han muerto.

lunes, 30 de abril de 2012

Nada

Hoy que nada vengo a decir, escribo
fue la lluvia quien humedeció mi abrigo
como un día entre tantos, siento frío.

Hoy que nada vengo a escuchar, atentos están mis oídos
fue la música quien engaño a mi instinto
como un día entre tantos, percibo. 

Hoy que el día desciende al abismo, sobrevivo
fue la noche quien perdió su brillo
como un día entre tantos, todo es sombrío. 

Hoy que ningún vampiro se ha atrevido a jugar conmigo, exclamo.
Exclamo para no olvidar este día vacío
y así ante la nada, así ante el desafío.
Hoy, como tantos otras días, prefiero el abismo ha soñar con un espejismo.

jueves, 19 de abril de 2012

Más allá de la lógica

  • " La razón es conocerlo todo, pero no conocer otra cosa" (Steiner)
  • Ya lo decía Schopenhauer, ¿De qué valen los argumentos cuando alguien ya ha tomado una decisión? Es decir, intentar convencer a alguien por medio de razonamientos cuando esa persona es.... como diría yo, una persona. Al levantar un muro ejerce su libre derecho de oposición, ella es libre para no servir a tus razonamientos, para desentenderse de la lógica según le convenga.
  • Con todo, acudimos a la lógica para convencerla. Por tanto, trazamos el camino ligero en vez de ser más creativos y partir de la sinrazón. Enganchar por medio de las emociones, aunque para mí sea un contrasentido y disloquen los templos de la lógica. 
  • La razón y la lógica sirven para confirmar una idea, para aclarar el desván de la mente. De ahí el dilema filosófico de que nuestra voluntad ya está construida y sólo la descubrimos por medio del intelecto. 
  • De modo que sí, todos somos órganos de percepción distintos y por tanto las discusiones racionales no buscan un acuerdo (sin la variable tiempo quizás sí) sino enriquecimiento, un acercamiento, es un proceso de ósmosis. 
  • Los mejores argumentos son los que inquietan el corazón y con ello cuestionan el intelecto. Ahora bien, sin ese darse cuenta de los terremotos interiores, sin ese Ojo de Horus caeríamos bajo el manto de la penumbra, ahí está la diferencia, que unos viajan con un faro y otros a oscuras.

domingo, 15 de abril de 2012

El eterno errante

  • El constructivimos sostiene que nosotros no encontramos el mundo sino que lo inventamos, y que por supuesto jamás llegaremos a conocer la verdadera realidad. Si en un caso hipotético, existiera, nosotros alcanzaríamos a descifrar justamente lo que ésta no es. 
  • De aquí se deduce que en cuanto fallamos (expectativa Vs realidad) nos topamos con la realidad. Pero que, al partir de bases erróneas, la explicación de una nueva realidad o su fracaso resultará también falsa. 
  • El bálsamo del constructivismo radica en la reducción de errores, con las vivencias reducimos las construcciones erróneas. De ahí la célebre máxima Socrática: "solo sé que no sé nada" no es que no sepamos nada sino que sabemos que no podemos alcanzar un conocimiento con certeza. 
  • De modo que, un constructivista explicado por Watzlawick sería aquel que posee las siguientes cualidades. (basta con leer lo resaltado) 
  • En primer lugar: un constructivista sería aquella persona enteramente libre, libre porque sabe que su vida es construida por él mismo, que es resultado de sus elecciones y que por tanto puede construirla de otra manera. Él es el creador de su propia realidad, novelista de sí mismo como diría Ortega, o como en el Lobo Estepario: el creador de un nuevo juego que parte de las misma fichas del ajedrez, en cualquier momento puede cambiar el objeto de su existencia. 
  • En segundo lugar: un constructivista sería aquella persona responsable, pues resultado de su libertad, es su responsabilidad ética. No puede evadirse de su realidad, ni presentar excusas de su situación, ni someterse a las presiones externas, el constructivista sabe que él es libre y esa libertad por inercia le responsabiliza de cada segundo de su existencia. 
  • Y en tercer lugar: un constructivista sería un conciliador, al saberse constructor de su realidad, por efecto llega a la conclusión de que cada persona es sin duda un constructor, de que cada persona percibe una realidad totalmente diferente a la suya. Con ese antecedente resulta imposible no ser un conciliador, una persona que busca al otro para contrastar su propia realidad, que tiende lazos conciliadores en vez de levantar muros de silencio.


lunes, 26 de marzo de 2012

Agua

  • Tras un periodo a la deriva, en un mar caótico y bajo una tormenta irreal, he llegado a la misma conclusión, las emociones nos hacen débiles. Dejarse arrastrar por las corrientes emocionales es como saltar a un vacío para ver qué pasa, supone un aburrimiento casi deshonroso. 
  • Nada nos confunde más que esas pedantes naderías, procesos que alteran nuestros objetivos hasta casi quebrantarlos, suponen un terremoto en contra de la transparencia. Con todo, la sacudida a veces oportuna nos aclara la mente; siempre que no se repita en un bucle, simulando dar vueltas en la misma cripta. 
  • Por ello, presto agua para apagar esas llamas que consumen las zarzas, esas hogueras que brindan calor para luego abandonarnos a merced del viento gélido de la realidad y con ello hacernos perder el tiempo. 
  • Quiero dormir tranquila en la oscuridad, disfrutar de la incertidumbre y así esquivar la hipocresía. No dono un dios, ni una fe, ni una musa; no las echaremos de menos porque la vida es, en sí misma y sin tonterías, bella.

sábado, 24 de marzo de 2012

Tristeza

 Apagada durante un día 
no tres, sólo uno. 
Y ese día me vale 
ese día estoy todo el día muerta, 
escondida en los rincones del alma 
como piedra, pétrea. 

Fría y distante y arisca 
como la hoguera, expirando
como las olas del mar, quebrando
como el viento, huyendo
escapando del ruido de fondo.

Pero ésto no apunta a la tristeza 
ni a la frialdad, ni a la amargura 
alude a la realidad 
aceptar un cambio, un sueño o su final,
y sin embargo no quererlo esquivar. 

Aunque tampoco busca conformarse 
más bien reconstruir 
  enterrar póstumamente la vida
y así percibir la temporalidad.

Y sigo diciendo que ésto no cita palabras 
ni sentimientos, ni distorsiones 
aunque adviertan el alma desgarrada 
no lo está. 

Sugiere incógnitas, insinúa reintegración 
un proceso químico y neuronal 
tan sólo para recomponer la actividad.
Aquel que nunca se detiene, nunca percibirá movilidad.

martes, 13 de marzo de 2012

Amo

  • De qué se nutre el alma,
  • De admiración mezclada con escepticismo, honrado como se merece al héroe. Pero éste no es el tipo de héroe que todo el mundo ama, más bien es el héroe que todo el mundo teme. Le fascina la maldita realidad, deconstruir los paradigmas es una adicción que, respecto al hombre, no es ciencia es arte. Es un arte, es ser humilde y a la vez jugar como un cobarde y al día siguiente volverse arrogante. Es serlo todo y acabar con una sola constante, el ensayo. 
  • Ver al otro como un igual y mantenerlo en el abismo, vacío de ingenuidad. Si la situación lo requiere armarse de fatalidad o convertirse en payaso para al día siguiente volverse un monje oriental.
  • Ahora bien, puesto el atuendo, se busca la fricción; la discusión civilizada, vestirse de sutiles metáforas, analogías y autores. Herramientas que yacen en el fondo del cajón para ser expuestas a la luz en el momento oportuno. La mente evoca al desván que configura las fuentes. ¿Y a quién amo? por supuesto a mí y a los malditos héroes que publicaron esas verdades carentes de hipocresía, amando como se debe amar a la filosofía, con arrojo. 

lunes, 12 de marzo de 2012

La hoja y el viento


 "El mundo real se manifiesta sólo allí donde nuestras construcciones fracasan" (Ernst Von Glasersfel)

Al retener el vuelo incesante de las hojas, 
 vi arder a una en medio del viento, y yo ingenua, 
intenté filtrarla en el tiempo. 

Brillaba; quizás si o quizás no, pero era diferente. 
Esa hoja azotada por la brisa perseguía un sueño 
a pesar de que evocaba un pretexto nimio en su vuelo. 

Esa hoja de un color ingenuo, no estaba muerta, 
volaba a través del tiempo. 
Exigía que la retuviera como un concepto 
que no era hoy, ni mañana, sino el pasado
quien esculpían el vuelo. 

Esa hoja carecía de alas y de calor en su mirada 
sin embargo parecía encenderse en el vuelo. 
Esa hoja de aires arrogantes me despertó del sueño. 
No era la hoja sin viento, 
Era el viento sin hojas, el muerto.

lunes, 5 de marzo de 2012

Entenderse en la diferencia

"La insociable sociabilidad" Kant

No hablaré del amor
ni de su sombra en el papel.
No discutiré del dolor
ni encenderé llamas en el bosque
no repasaré la noticia,
obviaré la catástrofe
y altanería.

Seguiré paseando junto a la orilla
apreciando el roce de la hojas del ciprés.

No te contaré mentiras, ni dramatizaré la vida
no percibirás conflicto en mis labios,
no recordarás mi aspecto,
ni dormirás azorado en la noche.

Nada de eso encontrarás en mi compañía.
A menos que...
Seas un hombre,
un ente confuso y lleno de miedos
a menos que perciba temor,
una mirada esquiva,
un caminar ingenuo por el sendero.
Credulidad en la amistad, el amor y quizás el infierno.

 Entonces me verás a tu lado, como fotógrafo al suceso,
debatiendo tu instrucción mental,
argumentando hasta que tu química caiga al descubierto,
hasta que tu distorsión y la mía deslicen nuestros templos.

lunes, 27 de febrero de 2012

Ser uno mismo

  • Son los huesos de mis manos poesía y al amanecer, descansan los lienzos que como arañas tejen su refugio. En mi piel llevo el escudo del guerrero porque en las mañanas suenan los tambores, tan temprano que en los campos se perciben las gélidas fragancias de los albores. 
  • Son las tardes para el pintor, momento en el que se derrama una luz cálida, el aire se detiene y las miradas se vuelven sinceras, es en ese instante cuando los brillos de mi alma son los que pintan, los que captan. 
  • Ya casi bajo el manto de las estrellas, es mi sangre de atleta la que surca las calles. Galopa gigante bajo las estrellas que hoy, entrada la noche, eres tú una de ellas. Soy nada en concreto, un ser para no determinar que habita un universo.

miércoles, 25 de enero de 2012

Ven conmigo

Destila conmigo el elixir del brío
juntos a orillas del rio
en ciudades de ensueño
como dos simples compañeros.

Y entre palabras y sensaciones
vamos a aliviar los corazones
a regenerar con nuestra savia
a todos los batallones. 

Ven conmigo a orillas del río
y comencemos un viaje
tú serás mi razón
y yo seré tu brebaje.

domingo, 22 de enero de 2012

Deconstrucción


  • Deconstrucción
  • El término Deconstrucción lo acuñó Heidegger pero fue Derrida quien lo teorizó.  No es una filosofía, es una estrategia lingüista y filosófica. ( yo aún estoy en fase de comprensión, "habrá que ilustrar al nombre" )
  • La Deconstrucción propone desnudar la palabra de sus complejos bailes en el tiempo, de su historia y de lo que nosotros entendemos como mudar el pelaje. Entonces si llegamos a la definición exacta de cada vocablo, a la correcta interpretación del concepto que según la Deconstrucción sería el menos evidente, estaremos en el camino más cercano a la Deconstrucción.
  • En consecuencia, la formula Deconstructora para destronar a nuestros antepasados (y con ello honrarles) es conocerlos, así que, empecemos por manejar hasta el más insignificante de sus textos, desvelando minuciosamente, palabra a palabra un significado diferente al que parece evidente. Y todo ello, saliendo de nosotros mismos, de nuestra cultura y de todas las idealizaciones mentales que nos identifican; (una opción sería salir del planeta a ver qué nos dicen los demás seres del universo).
  • A su vez, el sentido de lo expuesto se basa en el poder indeterminado de los libros, indeterminado porque el mismo texto puede enamorar, generar aversión, asco e incluso sembrar el miedo. Y todo, el mismo arcaico y aparentemente difunto texto. 
  • La conclusión de toda esta oscura telaraña se manifiesta en los templos de la dislocación, en el paraíso del condicional, en  una estrategia para derribar o dignificar cualquier idea preconcebida con una mirada distorsionada pero consciente y participando en el cambio. Busca vernos a nosotros mismos desde la otra orilla.

sábado, 21 de enero de 2012

La teoría y el tiempo


  • Relleno la hoja del vacío 
  • creando sobre el tiempo 
  • porque hoy me adhiero a un movimiento 
  • y al amanecer tiemblo de desconcierto

  • La vida no consiste en adherirse a un teoría como parásito que consume el cuerpo, sal de ese ridículo simplismo, más bien se fundamenta en rechazar la ligereza intelectual combatiendo los conceptos, preceptos que una vez logrados se destronan.
  • Así que, fructífero el tiempo dedicado a derrocar a los difuntos, porque todo papel (lee otra vez) todo papel espera ser superado y está ahí para desafiarte.
  •  Por tanto, el banquete del combate está sobre la mesa, es más, lleva demasiado tiempo esperando.