viernes, 30 de abril de 2010

De andantes eternos y caminos infinitos




  • Andantes eternos, y... ¿no es ésta la felicidad? El entusiasmo de un inicio perpetuo, la seguridad del avance, la satisfacción del producto, imaginar que algún día nos enorgulleceremos de nuestro trabajo, y... ¿no es ésta la finalidad? la superación interior. Quizás, egoístas en exceso, pues la verdadera meta es la satisfacción propia, la única competencia es con nosotros. Sí, la competencia es con nosotros mismos, un gran enemigo interno, pues es el más difícil de complacer y a la vez el más comprensible.
  • De ahí que resultemos impasibles ante el reconocimiento pues su origen es accidental. En efecto, me descubro insensata al confesar indiferencia a lo externo, porque es la indiferencia la única que sustentará la honestidad del ser.


Tyrande Susurravientos

martes, 27 de abril de 2010

Actuar

  • Observando aquellos pensamientos tan nefastos que nos acontecen de vez en cuando, preguntas como: merecerá tanta dedicación, merecerá el sacrificio, merecerá redimir otras actividades por aquellas más eternas, tantas horas y no he sacado nada en claro, tantos años y no he avanzado, me siento estancado en el tiempo. Mantenerse con la misma motivación que al principio de la travesía es un desafío pues el primer síntoma del avanzado es descubrir la inmensidad del camino, lo descubre aún más empinado, arduo y estrecho, siempre sorprendiendo por su dureza. El mejor antídoto para el averno interior es la actuación, propongo el siguiente texto de Carlos Castaneda sobre el hombre sabio.
  • "Vive actuando, no pensando en actuar, ni pensando en lo que pensará cuando haya terminado de actuar... Él sabe que su vida habrá terminado demasiado pronto; él sabe, porque él ve, que nada es más importante que ninguna otra cosa. Así pues el hombre sabio suda y resopla y si uno lo observa es igual a cualquier otro hombre, excepto que él controla la locura de su vida. Ya que nada es más importante que ninguna otra cosa, el hombre sabio, el hombre de conocimiento escoge cualquier acto, y actúa como si le importara. El control que tiene sobre su locura le impulsa a decir que su actuación importa y hace que actúe como si importara, y sin embargo sabe que no es así; de modo que cuando cumple con sus actos, se retira en paz, y el hecho de que sus actos hayan sido buenos o malos, hayan resultado o no, no es cosa que le preocupe"

lunes, 26 de abril de 2010

Imagina

  • Imagina una empresa sin jerarquía, una empresa donde el poder esté repartido y no concentrado en el vértice de la pirámide. En la que no hay secretos financieros y cada trabajador puede conocer el balance semanal de la caja de la empresa. En la que todos comparten la responsabilidad. En la que se alientan el crecimiento personal y la iniciativa independiente, porque ello realza el todo. ¿Un sueño utópico?
  • "El espíritu Creativo"

jueves, 8 de abril de 2010

Vacío

  • Sí, reconozco que yo también he sentido ese vacío. Me preguntaba a misma si era capaz de crear, no sólo de acumular. Entonces me di cuenta de que vivir era descubrir y disfrutar conociendo. Y sin quererlo un día me encontré creando y padeciendo las crudezas de la vida de mis personajes. Y aquí estoy despegando suavemente, soy feliz haciendo y rehaciendo, sabiendo que he pasado horas narrando destinos y, en cuyo intenso tiempo de cada día resulta una frase.
  • Alcanzar una colosal satisfacción en la insensatez y en la demencia es la magia de la vida
Tyrande Susurravientos

martes, 6 de abril de 2010

Aventurarse


  • Logotipo diseñado para un proyecto universitario, un tanto altruista, lo expongo en rojo pues el color original no encaja con el blog.
  • Venga camaradas, atrévanse. No tenga miedo, cojan esa guitarra y destróncenla, mimen ese piano con sus dedos, dibujen mamarrachos. Aventúrense a traspasar la frontera de lo desconocido, pues que aburrido es ir siempre a los mismos sitios.
  • Recuerden que la seguridad es un mito, nunca se está seguro. Es más, la vida es el camino hacia la muerte, sus células están degenerándose cada día. Y díganme por qué no vivir en el placer, dejen de intentar ser perfectos. No existe el ser humano perfecto, sino que aburrido sería. Vivan ahora, osen disfrutar de conocimientos nuevos, de caminos diferentes, asómbrense de esa flor que les mira, dejen la perfección para los aburridos. La vida es demasiado corta para detenerse por culpa de los prejuicios, que no les tachen de exánimes, no se dejen llevar por las predisposiciones caprichosas de la sociedad. Sean ustedes mismos, con su defectos y sus virtudes y, sobre todo, hagan aquello que les plazca sin buscar razones.

Tyrande Susurravientos

lunes, 5 de abril de 2010

Lo implícito en las palabras

  • No sé por qué siempre me las arreglo para acabar leyendo obras de psicoanalistas. Resulta estimulante comprender todos los deleites del lenguaje social, inspeccionar en los miedos y deseos a través de la palabras, percibir qué dicen realmente, cómo conducen al interlocutor a su terreno, saber que existen miles de técnicas para anticipar que va a contestar el participante y actuar conforme a ello. En cierto modo resulta estimulante.
Aquí dejo algunos mensajes con sus respectivas traducciones


  • -Me ofendes. Resulta ser que nadie se ofende sin el consentimiento de él mismo, por tanto, la frase correcta es: -Me ofendí por las cosas que me dije a mí mismo respecto a cómo reaccionaste tú ante mí.
  • -Tengo miedo a las alturas. -Yo me asusto a mí mismo en las alturas
  • -Simplemente estoy enfadado, no me pidas que te explique por qué. -Puedo evitar sentir lo que siento, pero he escogido estar enfadado.
  • Padres a su hijo: -Nosotros nos quedamos aquí solos. Tú ve y diviértete como siempre lo has hecho. No te preocupes por nosotros. En realidad dicen: -¿Qué diablos te pasa? ¿Acaso te has roto el dedo y no puedes marcar un número de teléfono?


La letra de algunas canciones:


  • -Me haces tan feliz. -Yo me hago a mí mismo muy feliz por las cosas que me digo a mí mismo respecto de ti
  • -Tú eres el rayo del sol de mi vida. -Yo soy el rayo del sol de mi propia vida, y al tenerte a ti, la hago brillar aún más.

Tyrande Susurravientos

Merlin "sobre la educación"

  • Siempre me ha encandilado este texto, creo que no existe mejor manera de expresar lo que se siente cuando buscas el conocimiento por placer. Por supuesto que podemos elegir y somos producto de nuestras elecciones, elegimos la inacción para morirnos de aburrimiento o elegimos conocer para nutrirnos cada día.
  • Lo mejor para la tristeza, contestó Merlin, empezando a soplar y resoplar, "Es aprender algo. Es lo único que no falla nunca. Puedes envejecer y sentir toda tu anatomía temblorosa; puedes permanecer durante horas por la noche escuchando el desorden de tu venas; puedes echar de menos a tu único amor; puedes ver al mundo a tu alrededor devastado por locos perversos; o saber que tu honor es pisoteado por las cloacas de inteligencias inferiores. Entonces sólo hay una cosa posible: aprender. Aprender por qué se mueve el mundo y lo que hace que se mueva. Es lo único que la inteligencia no puede agotar, ni alinear, que nunca la torturará, que nunca le inspirará miedo ni desconfianza y que nunca soñará con lamentar, de la que nunca se arrepentirá. 
  • Aprender es lo que te conviene. Mira la cantidad de cosas que puedes aprender: la ciencia pura, la única pureza que existe. Entonces puedes aprender astronomía en el espacio de una vida, historia natural en tres, literatura en seis. Y entonces después de haber agotado un millón de vidas en biología y medicina y teología y geografía e historia y economía, pues, entonces puedes empezar a hacer una rueda de carreta con la madera apropiada, o pasar cincuenta años aprendiendo a empezar a vencer a tu contrincante en esgrima. Y después de eso, puedes empezar de nuevo con las matemáticas hasta que sea tiempo de aprender a arar la tierra"
  • Terence White, The Once and Future King, Putnam´s Sons.


sábado, 3 de abril de 2010

Vivir en Soledad


  • El individuo ha luchado siempre para no ser absorbido por la tribu. Si lo intentas, a menudo estarás solo y a veces asustado. Pero ningún precio es demasiado alto por el privilegio de ser uno mismo" Friedrich Nietszche
  • Para la mayoría de los mortales la soledad se revela tan estremecedora como el mismísimo infierno, su pequeñez radican en no encontrar nada dentro de sí que les llene. Vacíos e incapaces de explorarse a sí mismos, pues temen descubrirse y utilizan el contacto con el exterior para distraer esa deuda.
  • Buscar siempre la aprobación, el reconocimiento, la aceptación social, la admiración o la integración en la tribu; parece ser el objetivo de los seres humanos. Sentir que pertenecen a un organismo, por muy irracional que éste sea.
  • De modo que, débil aquél que teme a la soledad, pues será absorbido por las disposiciones del grupo y ninguna acción le será propia
  • ¿A qué se debe ese miedo? soledad ante la vejez, ante la incapacidad, ante la noche, ante la enfermedad o soledad ante uno mismo. Acaso signifique no importarle a nadie, no pertenecer a grupo alguno, y con ello, probablemente resulte ser el sinsentido de la vida. Quizás resulte funesto estar solo en la enfermedad, en la vejez y en la muerte. Quizás, no lo sé, ya que no lo he vivido, pero cabe la posibilidad de que así sea, y todo supuesto merece una anticipada preparación. Se debe asimilar tales jugadas de la vida, porque nadie está exento de nada. Si manejamos incertidumbres, mejor imaginar las trastadas que nos deparará el futuro. Sagaz quién siempre está en la vanguardia de la vida, pues así evita llevarse sorpresas desventuradas. Y no es pesimismo, mas todo lo contrario, es sensatez.
  • Probablemente nuestra vida se resuma en la constate lucha de ser aceptados por el grupo, en buscar el reconocimiento de nuestro entorno, en enriquecer de alguna manera al conjunto, y con ello, acaso, ¿no estamos más que eludiendo ser nosotros mismos? no resulta tan distante éste razonamiento en palabras de Milan Kundera: “En cuanto hay alguien que observe nuestra actuación, nos adaptamos, queriendo o sin querer, a los ojos que nos miran y ya nada de lo que hacemos es verdad”

Tyrande Susurravientos