miércoles, 29 de diciembre de 2010

Iluminación del personaje y ciclo de andar



Programa:  Maya, renderizado con mental ray
Mi intención es combinar las luces del personaje con las del escenario.  El personaje leva 4 point con un decaimiento cuadrático y una intensidad que oscila entre 7 y 9,  el escenario lleva 3 point para las luces laterales, otra para chimenea y 3 spot en el techo, todas con decaimiento cuadrático.
Quería también probar el ciclo de andar ya que mi rig tiene errores y además el pesado me ha traído unos cuantos problemas. Siendo optimistas, por hoy no me desagrada, esperemos que mañana me parezca indigno ya que eso supondría una evolución.
He tenido problemas con la capa del AO, sobre todo, por los ojos del personaje. Al final me decanté por colocarlos en otra capa de AO ya que en el render me salían negros.


También he subido el video a vimeo ya que rendericé en HD720

domingo, 26 de diciembre de 2010

Reinos de los Soner (Perfidia)

  • En el tren le vi, sus ojos oscuros y una mirada que reclamaba atención. Seguí su juego, pues qué otra cosa iba a hacer. Nos miramos repetidas veces hasta que no aguantamos y empezamos a reír. Estábamos uno enfrente del otro, rumbo los dos a Disiades. Qué casualidad -le exclamé- me bajo en esa estación. Empezamos una animada charla, a las dos horas ya sabíamos todo el uno del otro. Una vez en la estación, nos dimos el código de contacto y nos marchamos cada uno a nuestros cometidos.
  • A los dos días recibí un mensaje, -quedamos debajo del árbol 59 a las 3:00 PM- le respondí: -allí estaré- Al verle se genero un inesperado y apasionante beso, después percibí terror en sus ojos, parecía inquieto. Pasados unos minutos y tras el emocionante encuentro; cerró sus ojos, respiró hondo, agachó la cabeza y me declaró que lo habían acusado de sabotaje a los sistemas centrales y de asaltar las políticas de los BioSoner, iba a ser ejecutado. Seguramente le enviarían a morir a uno de los planetas secos. La situación me paralizó el cuerpo, no lo conocía pero ya le amaba, no sabía el porqué y no me importaba, sólo quería que él viviera, que siguiera existiendo para mí. Le miré aguantando las lágrimas y decidí sin demora ayudarle en lo que fuera posible, teníamos que evadir de alguna manera esa injusticia. El confesó que había una salida pero que debería arriesgar mi vida. Le exclamé que cualquier sacrificio era poco.
  • Había una salida, introducirme en el sistema y anular la sentencia, así lo hice, puesto que yo era una de las encargadas de los portales de reclusión de personal, tenía acceso a todo tipo de información. Tras eliminar su sentencia, fui arrestada. Se me acusaba de complicidad y sabotaje. Ahora estoy en un planeta seco: aislada de mi mundo, sola, sin él y sin saber a qué me voy a enfrentar. De momento he encontrado una cueva y parece segura.
  • Desde una nave cercana a uno de los planetas secos, Fidiades, él apuesto joven, la observa. Al percibir la abismal tristeza en su mirada, el Maestro, le imparte una nueva máxima -Fidiades, exilia cualquier remordimiento de conciencia pues supone una traición a tus acciones, esa joven incauta hubiera sucumbido a cualquier caballero. Ahora en plena guerra debemos vigilar a nuestros amigos como si fueran nuestros enemigos, mas su condena supone un ejemplo para nuestro pueblo. Un reino débil es un reino muerto.
  • Fidiades le respondió: - Maestro, no sé qué me sucede, no sé por qué me está afectando, de cientos de condenados sólo ella. Pido perdón por sentir, pido perdón por ser débil, Maestro.

sábado, 25 de diciembre de 2010

Renovando

  • Me prohibí absolutamente la música romántica. Es un arte ambiguo, que me pone nervioso. No tiene seriedad alguna y apaga la alegría espiritual. Además, fomenta todo tipo de deseos poco claros y envidias innecesarias. (Nietzsche) 
  • Estaba tan alimentada de vulgarismos que decidí, harta de tanta trivialidad, renovar. Tal como afirmar los sabios (dejémonos de intentar cambiar a los demás, aquí los únicos que cambiamos somos nosotros mismos) 
  • Arrojé como cuan despojo todo aquello que me debilita, aquel idealismo vahído. Me liberé del pesado ensueño pues me estaba carcomiendo la piel. Ya basta, me dije a mí misma, no he nacido para cargar con tan pesado cometido. Entonces, se presentó un vacío, todo horizonte estaba despejado. Insólito era el mundo, no necesitaba de nadie para admirarlo. Sin embargo, como todo vacío es débil, teme no ser nada y a veces se colma de porquería. Por esta razón, selecciono todo aquello que se introduce en mi consciente; cine empalagoso y exhibicionista, la música romántica y la literatura vehemente son exiliados de mi ámbito. Nos impregnamos con tanta naturalidad de todo lo que nos rodea que acabamos por ser iguales: deseando lo mismo, soñando lo mismo, odiando lo mismo, caminando por las mismas sendas e incluso despertando con el mismo ahogo.

domingo, 19 de diciembre de 2010

Equivocaciones

  • Frecuentemente nos encontramos con esta clase de eruditos: personas que poseen sólidos y profundos conocimientos de una ciencia pero que no logran transmitirlos, no consiguen entusiasmar a los demás. En cambio, con menos frecuencia coincidimos con personas que quizás no manejan tanta información pero que ostentan la habilidad de comunicar y generan esa impaciencia por aprender.
  • Por supuesto me equivoque pero últimamente he coincidido con ese tipo de intelectuales, los cuales por distanciamiento social se ahogan cuando se alejan de su ámbito o ciencia.
  • Ese actuar social descuidado, esa universidad de la calle, esa falta de reflejos ante una frase coloquial y en la cual te contestan con una repetición de la misma. Al parecer tanta especialización, tanto estudio les distancia de ese choque diario con las personas. Resultan pedantes y aburridos para sus camaradas, se han perdido la interacción social, esas máximas de Grice. De ninguna manera afirmo que algunos intelectuales te conduzcan a su terreno, sino más bien su particular forma de ser cortés o intentar ser tu hablante, a veces, despierta esa nostalgia y quizás desees estar en otro lugar.
  • En el otro lado nos encontramos con otro tipo de personas (para mí las más eficacez) la más adaptada que aunque sean o no eruditos, y no por ello, tan intelectuales (quién sabe qué será eso, según Steiner, una persona que lee con un bolígrafo en la mano) consiguen adaptarse con más pericia. Perteneciendo a distintas disciplinas te encuentras divagando temas fascinantes, todos vistos desde perspectivas diferentes, de ahí que emerjan ideas recurrentes. Tú aprendes de ellos y te satisface que ellos también disfruten con tu manera de ver el mundo
  • Para finalizar: aclararé el concepto de adaptación, ya que es un término ambivalente. De ninguna manera defiendo la docilidad como forma de adaptación, ni mucho menos, sino las formas de enfrentarse al mundo. No tiene nada que ver adaptarse con dejar de ser uno mismo.

jueves, 16 de diciembre de 2010

La especialización

  • Concepto ahora incuestionable, quizás por ingenuidad me nutrió tanto tiempo. Confieso que fue laborioso de asimilar y reconozco, que aunque me disguste, es lógico. Tan lógico como la desdicha y la muerte. Ya no temo a la especialidad, ya no me azora disfrutar sólo de una disciplina; no, porque es una condición, obligación en este mundo del conocimiento acumulado. 
  • La especialización; cuanto más inmersos estamos en ella, más nos alejamos del resto; es necesario y lógico. No existe sustracción del tiempo, sino escasez de éste anhelado bien. Insuficiente para abordar todo el conocimiento que ostentamos. Quizás el tiempo nos ahogue, ahora bien, percibo que su único fin es liberarnos. Es un aliado.

Corderos

No soy un tirano
sólo soy un soberano
de cuantos me necesitan
yo me desatiendo
pues no soy un tirano
sólo soy un soberano
Amo la ventura
petulancia es mi armadura
gracias desidia
yo me la merezco
pues no soy un tirano
sólo soy un soberano.

Liviandad

  • Luchaba por una causa; yo creía en ella, me engrandecía, aunque a veces me aprisionara. Mi vida era el campo de batalla, deseaba morir allí, aspiraba a dignificar el imperio. Creía en algo superior, en un reino ilustrado, en un mundo civilizado; más sabio, más poderoso, más elevado. 
  • Era afortunado mientras confiaba; la vida era lucha, pasión y muerte. Cada día un nuevo reto, cada día descubría nuevos compañeros y cada día me encontraba más solo. Anduve con ellos demasiado tiempo, me habitué a su calor, pero también, me acostumbré a su pérdida. 
  • Miles de muertos vi ante mis ojos, hombres amados a lo que yo di muerte por clemencia. Supuse que en la vida, la mayor parte es desdicha, y en alguna ocasión, ventura. 
  • Un día abandoné la creencia, ya nada tenia sentido, me hundí en mí mismo y me sostuvo la tarea; un alma sin cuerpo, un ser sin sombra, unos ojos sin brillo. Así me sujeto el mundo hasta que caí en batalla, no me apeteció levantarme. Tendido sobre el suelo con los ojos cerrados, noté la lucha sobre mí, percibí el ahogo. Dormí unos tres días rodeado de cadáveres, ya nada me importaba. Era un hombre vació, quería que la muerte viniera a buscarme pero no llegaba, se retrasaba. De tanta espera me harté de aquel corriente lugar, así que, levanté la mirada y me dispuse a salir de ahí; concluí en un río y me sumergí. Percibí el gélido frío rodeando mi cuerpo, por primera vez, advertí que estaba vivo, había nacido de nuevo. 
  • Olvidé todo cuando era y me sumí en la demencia del espíritu libre, naturaleza y yo fusionándonos. La soledad embrujó mi espíritu, por primera vez, comprendía la vida sin sentido; no existía meta, ni objetivo, ni prisiones; sólo refugios. Todo el bosque era mi refugio, todo él, era mi gran mundo; el único reino digno

Lenguas

  • De 5.000 lenguas se prevé la desaparición de 4.500 en menos de 100 años. Si el lenguaje supone un pensamiento dado y nos hallamos observando como desaparecen las lenguas, entonces nos encontramos perdiendo alternativas de acudir a la realidad: pensamientos, perspectivas, transversalidad... eso es lo que nos brindan los dialectos. 
  • Quizás, nos hallemos en lo albores de nuestra menudencia, presenciando la construcción de una sociedad uniforme, una sociedad dominada por una misma cultura, por unos pocos idiomas, y en definitiva, por una sola idea.

La filosofía

  • La acción de vivir es destrucción de nuestras ideas mentales, nunca algo es como lo esperamos, en la mayoría de la veces nos acaba defraudando. Ahí está, todo lo que imaginemos siempre será mejor que la realidad, enfrentarse a la realidad y asimilarla es impropio de la filosofía. 
  • La filosofía la contempla, no la asimila como tal, sino que por su diseño siempre intenta forzarla; es una batalla entre lo que debería ser y lo que es. 
  • La realidad nos obliga a destruir nuestras convicciones. El mundo ideal se abandona hasta convertirse en un espectro de nuestras experiencia. Cuando se levanta la realidad, se ausenta uno de la vida; cuando se levanta la realidad, se sorprende uno de la vida.

Frialdad

  • ¿Cuál es la señal de la libertad realizada? No sentir vergüenza de sí mismo. El eterno retorno (Nietzsche)
  • Nunca me he sentido tan libre como cuando repienso en lo que he construido estos años; sembrar semillas, sembrar ideas. No esperéis nada de mí, no moveré un dedo para complacer a nadie, porque ahora soy completamente libre. Libre por deconstruir los sueños, nada hay puesto en mí, ninguna esperanza. 
  • Es muy gratificante; lograr esa independencia respecto a los mamíferos que nos importan es, en realidad, un caminar ligero por las calles. Somos libres de viajar hacia nuestros sueños, pero cuidado, sólo si son nuestros. En realidad es elevarse y caer sobre uno mismo

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Caen

Si un poeta quisiese mostrar la imagen realizada de la utopía del “amor universal de los hombres" tendría que describir un estado atroz y ridículo de que no se vio jamás ejemplo en la tierra; todos estaríamos mortificados, importunados y deseados, no por un solo hombre amante, como sucede ahora, sino por miles, y aún por todo el mundo, gracias a una tendencia irresistible que acabarla por maldecirse como se ha maldecido al egoísmo. (Nietzsche)
  • Ella lo admiraba. No sabia si era amor o desprecio a sí misma. Cada palabra, cada mirada era un obsequio, se reflejaba en él como tal demente ante su enfermedad. 
  • -Te amo y tú lo sabes, sólo tu presencia da sentido a mi vida, lo eres todo. Le murmuraba cada vez que estaban juntos. Afectado se sentía; al principio la relación le parecía natural pero ahora percibía que el apego de la joven, con la que yacía algunas noches, era demasiado pesado. 
  • Él la quería, pero no como ella deseaba; soñaba con un hogar y una familia, mas para él, era un absurdo. Cada vez que le explicaba su postura, ella levantaba un muro y, la discusión, detonaba en llanto. 
  • Se sentía solo ante ella, estaba demasiado alejada y su postura era inflexible, así que decidió dejarla. Ahora deambula por la calles preguntándose cuán diferentes eran, cómo pudo ser más fuerte el deseo a su temple. La muchacha bella y joven, criatura enfermiza capaz de cambiar al más singular de hombres, había desequilibrado sus convicciones; un dejarse llevar por la lujuria que casi acaba con su vida. Pues él, ser despejado de cualquier atadura, casi sucumbe a los deberes superficiales, casi abraza la auténtica muerte.

martes, 30 de noviembre de 2010

Desde entonces...

  • Los muertos se apilaban por las calles; mas decidieron, entre tanto caos, enterrar a las victimas también en la noche. Era una noche demasiado calurosa y demasiado oscura, mi paso lento y pensativo me alejó de la multitud que le lloraba. Levanté la mirada y resolví acercarme.
  • La noche en el cementerio me era inquietante; miraba las antorchas mientras caminaba en su dirección, de repente,  sentí un vacío bajo mis pies y caí en una zanja. Rápido me levanté y me dispuse a saltar para salir; en ese momento me di cuenta de que el agujero era más profundo de lo que había imaginado, la idea de estar sola en aquel lugar me desequilibro.
  • Imaginé los muertos a mí alrededor y recordé todas las historias de fantasmas, mi ritmo cardíaco estaba demasiado acelerado y el dolor torácico me nublaba la vista. Incluso así, continuaba saltando, sintiendo como la tierra se enterraba en mis uñas y soportando las violentas caídas con desdén. No obstante, el dolor físico era lo que menos me preocupaba.
  • Yo era aquel ratón asustado, temía que el más allá viniera a jugar conmigo; evoqué a  los peces de la quebrada, absorta veía como se ahogaban en la superficie. Me fundía en un mundo más alejado de éste, veía morir aquel pez mientras se tambaleaba buscando el río, ello probaba mi grandeza frente a su pequeñez. Ello me recordaba que habrá alguien instruyéndose con mi sufrimiento, alguien que me observe mientras yo combato la vida. Un apático ente se quedará absorto examinando la impotencia, no tendrá piedad así como yo no la tuve.
  • En un instante de claridad me sumí en la lógica y detuve el combate, adopté una pose de tranquilidad y equilibrio, decidí aquietar el miedo. A los pocos segundos escuché los pasos del cuidador, salté como tal caballo y agarré los pies del vigilante.
  • Me agarré como se adhiere la piel a la carne, le grité enloquecida que me ayudara. Por su parte, el guarda no hizo más que darme patadas como si yo fuera el fantasma y salir corriendo; evidentemente, dejándome en la zanja.
  • Allí permanecí hasta el día siguiente; desde entonces no tengo miedo, desde entonces la oscuridad es mi refugio, desde entonces medito en la noche.

martes, 23 de noviembre de 2010

Escenario 3D: iluminación interior

  • Ultimamente he estado sumergida en la iluminación ya que es un arte que no había disfrutado. Me parece embriagador y a la vez tremendamente complicado, sobre todo, porque en la escuela de cine se tarda 4 años en aprender a iluminar, nada es tan fácil como parece y nada sale de la nada. Para todo se necesita una cierta base.
  • El tratado de iluminación y render de Jeremy Birn, así como todos los tutoriales que tiene en la red han exterminado las ideas preconcebidas con que empecé mi inmersión en este nuevo universo.  La iluminación debe servir a la narración, formar parte del relato, y transmitir; al igual que la música o el guión,  la historia. La herencia que me ha dejado el autor.
  • En mi escenario he intentado simular la luz de las lámparas, todas las luces son spot con un decaimiento cuadrático y points para iluminar al personaje. 








lunes, 22 de noviembre de 2010

El alma

Ella es rebelde, ella se esconde en su transparencia y esquiva la mirada. Qué fácil es complacer y aceptar, seres errantes de puro imperfectos. Constante es su discurso, ser igual que siempre es detenerse en el camino, pero el camino aunque nos detengamos sigue su curso. El cuerpo envejece, el ser físico muere  y un cálido pensamiento se esconde en la muerte.

martes, 16 de noviembre de 2010

Choques

-Creo que estos personajes tiene calado
-No lo veo, carecen de personalidad, además son todos demasiado rígidos
Umm...
  • Sí, que te destrocen tus proyectos duele, ya que tú siempre vas a corroborar  tus postulados, en tu mundo happy todo cuadra, pero... a veces tu orgullo o el miedo a que tus proyectos pierdan la identidad te deslizan por mundos tiránicos, la idea se convierte en un pretexto y caes en el abismo de concebir a los demás como antagonistas y no como lo que deben ser, aportadores de ideas.

Integrarse sin dejar de ser uno mismo

  • ¿Las realidad? cada uno la interpretamos de manera diferente frente a los mismos estímulos, y ésto, por mucho que nos enfrente, más nos nutre. 
  •  Creo que entenderse con los demás mamíferos de esta especie es la tarea más ardua y esclarecedora que existe. Cabe decir que divertida y estimulante, supone un gran reto. Entender a cada ser, descifrar sus convicciones; por qué actúa de tal modo, traducir todo lo que compone al ser como tal y a su identidad, me parece un auténtico concierto.
  • Utilitarismo o simple búsqueda de la compresión; un conocerles para actuar a su modo, porque esa es la base de la integración. No confío en las ordinarieces de la sinceridad del ignorante. No creo que sea la única que prejuzga a cada momento. En cualquier conversación o contemplación, tu cerebro errante y engañoso, vive actualizando opiniones, por eso, la primera opinión no es determinante.
  • La conclusión embarca en la tolerancia; nadie sabe quien tiene razón aquí, ni tú mismo sobre ti, la razón quizás no exista, pero es tentador saborearla. Por eso temo a mis propias impresiones, todos somos válidos interlocutores, nuestras acciones están cimentadas en estímulos diferentes, ya que no todos sentimos lo mismo es imposible juzgar con los mismos postulados.
  • Creo que es un buen comienzo, un reconocer al otro y aprender de él, si él resuelve no aprender de ti, no es mi misión. Mi objetivo es nutrirme de todo cuanto me rodea y sorprenderme con cada ser humano.

domingo, 24 de octubre de 2010

La deconstrucción

  • Percibir nuestros cambios, observar esa linea por la cual camina nuestra vida, avistarla gracias a nuestros textos, quizás nos avergoncemos de ellos, pero sin duda supone el acto más esclarecedor del ser; ese darse cuenta de trayecto. 
  • Un día cualquiera descubrí por casualidad errores cardinales: percibí aburridos mis textos, incluso para mí. Nuestro tiempo es demasiado valioso para perderlo en escritos complejos y arbitrarios. Buscar la palabra exacta, utilizar un vocablo sólo si es necesario. Procurar la precisión, al igual que en un plano o en una historia evitaré caer en el capricho. Nada existirá por casualidad, ni un pixel en la imagen ni una coma en el texto. Nada será de relleno. 
  • Esta evidencia la había leído de varios autores, pero nunca se me presentó tan irrebatible como cuando descendí a mis documentos del pasado. 
  • Ahí está la prueba, esa presencia antes invisible ahora se manifiesta con la misma claridad de que el pensamiento existe. Nunca antes tan esclarecedor visualice el cambio, he evolucionado porque he avanzado. Un concepto obvio y sin embargo tan escurridizo como el agua entre las manos; la precisión, toda ella atractiva. 
  • Tyrande Susurravientos

martes, 5 de octubre de 2010

El silencio en los sentimientos

  • Cuando el odio se basa en silencio, éste se siembra y su semilla se hereda. Pasa de una generación a otra, se va acumulando en el interior hasta rebosar al cuerpo. Enmudecer ante aquello que perturba el alma eleva el odio. 
  • El silencio lo fortalece y lo extiende, así como la luz se impone en la superficie, severa y contundente. Nietzsche, para explicar la corrupción de la época, decía que había algo más denigrante en Alemania que los judíos, en sentido irónico pues desaprobaba el antisemitismo, con está declaración a parte de explicar sus disensiones ante la filosofía de aquel periodo, manifestó ese odio nacido en siglos anteriores, un odio cimentado, ya tópico. Un sentimiento que se mantuvo pululando por los espacios abiertos, en las miradas, dentro de cada Alemán. Las predisposiciones de sus gentes detonaron aquel desastre, fue producto de las circunstancias, si no hubiera estado esa semilla en ellos, nadie habría permitido la guerra. 
  • El silencio es nuestro peor enemigo, mantener nuestras objeciones en la penumbra implica reforzar y extender ese sentimiento. Para salir de la barbarie el hombre ha necesitado de la simbiosis entre la crítica y la idea. Un estado sólo dominado por doctos en ese asunto, por seres capaces de aceptar el error y de valorar la verdad incluso de los razonamientos de su oponente. Imprudencia evidenciamos al callar cuando algo nos perturba. Preguntarnos el porqué de esa emoción, admitirla y llegar a un acuerdo, es el camino más corto para suprimir ese sentimiento. 
  • Tyrande Susurravientos

martes, 14 de septiembre de 2010

El mundo de lo dudoso


  • En la duda, un lugar que me encanta habitar, me sumerge en la férrea búsqueda de alguna isla en este océano de lo impreciso. Ese lugar me estimula pues me obliga a mantenerme a flote, debo nadar para no ahogarme, es mi cometido afrontar la inmensas olas de intranquilidad. Esas olas que no hacen más que arrastrarme hacia paraísos efímeros para deleitarme con sus formas y especies. 
  • Paraísos que se difuminan en cuanto los alcanzo, desaparecen porque no desean que la confirmación me asole, me exigen que continúe nadando. Debo verlos y luego imaginarlos, debatir cuál es mejor o qué combinación resultaría idónea. Ello me dirige hacia la búsqueda inagotable, la cual abandonaré el día que ni el océano ni yo exista. 
  • Tyrande Susurravientos

lunes, 13 de septiembre de 2010

Desechando la seguridad

  • Mantener el anhelo... ese “imposible” combinado con un es “probable”. Ese estado de tensar y soltar cuando nos hallamos invadidos. Es una venganza hacia la propia vida, una mentira en fusión con la realidad, un jugar con furia menospreciando el triunfo. 
  • A cualquier síntoma de seguridad, desecharlo. Temer a la certidumbre asistiendo desconfiado a las propias percepciones. Cualquier signo de contundencia nos sumergen en un dilema interno insondable. Un debate sobre la mentira que asola en la seguridad. Una mentira que hay alimentar y un miedo a que desaparezca.
Tyrande Susurravientos

Empezando...


  • Y quizás lo que nos dé fuerzas es el deseo, aquello que ambicionamos, aquello que no tenemos. La existencia adolecería de sentido sin poder soñar. Sin imaginar un mundo sólo nuestro, sin esa capacidad que tiene la mente de mantenernos levitando mientras tenemos los pies sobre el cemento.
  • La vida es lo que aún no es, ese beso soñado carecería de encanto si descendiera de la cumbre y se posara sobre la evidente realidad, ese beso ya no sería el mismo porque nosotros no participaremos en él solos, sino en compañía. Es entonces, cuando desciende la idealización a lo que la realidad es. 
  • Aunque ese beso soñado se convierta en realidad y, antes de que se torne en costumbre, ya habríamos dejado de fantasear con él, pues lo que acrecienta la necesidad del beso es la imposibilidad. El sentirse que está vedado, ese saberse prohibido pero a la vez ansiado es lo que sustenta las emociones del ser.
  • Es mejor caminar lleno de esperanzas que llegar a la meta decía Watzlawick, pues la meta es el fin, no hay nada más allá, hay una asimilación de haber llegado e incluso una necesidad de escapar de ella, una insatisfacción desconocida.

Tyrande Susurravientos

sábado, 11 de septiembre de 2010

Un comienzo... "Ambientaciones"

  • En este mundo, llegando nuestra cultura a su máximo esplendor, nos habían surgido, gracias a nuestros avances científicos, nuevos problemas fuera del sistema. Y aunque pudimos reconstruir nuestro planeta para que la naturaleza no notara nuestra presencia, los nuevos conflictos se hallaban en otros lugares, habíamos logrado llegar a planetas remotos y con ello descubierto nuestra pequeñez frente a la inmensidad del universo. 
  • Descubrimos en nuestra ansía de conocimiento que el alma no moría sino que se trasladaba, descubrimos que antiguos terrestres nuestros se hallaban cautivos en lugares tenebrosos, descubrimos que podíamos adoptar la forma que quisiéramos y también que sorteando las leyes de la naturaleza podíamos trasladarnos allí sin haber muerto.
  • Desnudamos el sentido del fin...

Tyrande Susurravientos

sábado, 4 de septiembre de 2010

La realidad


"la vida pesa siempre, porque consiste en un llevarse y soportarse y conducirse a sí mismo.   La piedra no se siente ni sabe ser piedra: es para sí misma, como para todo, absolutamente ciega" OyG


  • Cayendo... apunto de impactar contra el suelo, en apariencia áspero y frío. ¿Es la realidad la que me busca o soy yo la que la encuentro? De repente enmudecieron aquellas palabras aliento, ahora sólo queda asimilar. 
  • Aceptar que mi senda me conduce ineludiblemente hacia las profundidades de mi propia decepción.
  • Me veo naufragando en mis propios miedos y no deseo luchar sino ahogarme. Sé que así conquistaré esta batalla interna que tanto me inquieta, admitiendo que el futuro es el combate del caído, que en esta contienda llamada vida, es preferible avanzar con paso desconfiado y cauto.
Tyrande Susurravientos

viernes, 23 de julio de 2010

Semillas


  • Cuando un razonamiento opuesto te es dado, en un principio tu cerebro contrarresta esa información, se opone a ella. Le ha caído un cubo de agua, se niega. Entonces, admites la opinión de esa persona porque te han enseñado a tolerar. Sin embargo, sabes que tal argumento no es digno. Pasa el tiempo, piensas de nuevo en ello, y resulta que lo ves aceptable, no lo percibes tan ajeno. Han sembrado en ti una semilla a la cual el tiempo le es indiferente, al final germinará porque te han mostrado algo que no sabías que existía. 
  • Anidará el tiempo necesario hasta que estés preparado para respirar ideas opuestas. Para negar tu propio constructivismo y admitir que la realidad objetiva no existe.
  • Tyrande Susurravientos

domingo, 18 de julio de 2010

Personaje 3D

Algunas imágenes de mi corto en 3D, este personaje se llama "Aleida" una hechicera. En breve estará con su vestuario, debe ir de compras :D





domingo, 23 de mayo de 2010

Lugares semejantes

  • En ocasiones me encuentro examinando la dirección de las miradas, el movimiento de los labios al vocalizar, los gestos armónicos que acompañan, y entre tanto compendio me veo observando la iluminación que acontece a esa expresión, mas con todo ello, imagino planos y una posible historia.
  • Deseo entrar en sus mentes para alimentarme de la realidad que se cuece dentro, pues se dice que todos somos a la vez tres tipos de personas: la que creemos ser, la que los demás perciben y la que somos en realidad.
  • Así que me percibo callada, observando y concluyendo. Mas cuando atienden a mí preguntándome sobre la conversación enmudezco, pues no había atendido al lenguaje verbal, no sabía lo que estaban tratando, me diluyo aislada en un mundo paralelo y no tengo más consuelo que asentir. Por ello, confieso que en ocasiones me sorprendo inmersa en conversaciones superfluas y tiendo a desconectar aun sabiendo la importancia del conjunto.
  • Tyrande Susurravientos

viernes, 30 de abril de 2010

De andantes eternos y caminos infinitos




  • Andantes eternos, y... ¿no es ésta la felicidad? El entusiasmo de un inicio perpetuo, la seguridad del avance, la satisfacción del producto, imaginar que algún día nos enorgulleceremos de nuestro trabajo, y... ¿no es ésta la finalidad? la superación interior. Quizás, egoístas en exceso, pues la verdadera meta es la satisfacción propia, la única competencia es con nosotros. Sí, la competencia es con nosotros mismos, un gran enemigo interno, pues es el más difícil de complacer y a la vez el más comprensible.
  • De ahí que resultemos impasibles ante el reconocimiento pues su origen es accidental. En efecto, me descubro insensata al confesar indiferencia a lo externo, porque es la indiferencia la única que sustentará la honestidad del ser.


Tyrande Susurravientos

martes, 27 de abril de 2010

Actuar

  • Observando aquellos pensamientos tan nefastos que nos acontecen de vez en cuando, preguntas como: merecerá tanta dedicación, merecerá el sacrificio, merecerá redimir otras actividades por aquellas más eternas, tantas horas y no he sacado nada en claro, tantos años y no he avanzado, me siento estancado en el tiempo. Mantenerse con la misma motivación que al principio de la travesía es un desafío pues el primer síntoma del avanzado es descubrir la inmensidad del camino, lo descubre aún más empinado, arduo y estrecho, siempre sorprendiendo por su dureza. El mejor antídoto para el averno interior es la actuación, propongo el siguiente texto de Carlos Castaneda sobre el hombre sabio.
  • "Vive actuando, no pensando en actuar, ni pensando en lo que pensará cuando haya terminado de actuar... Él sabe que su vida habrá terminado demasiado pronto; él sabe, porque él ve, que nada es más importante que ninguna otra cosa. Así pues el hombre sabio suda y resopla y si uno lo observa es igual a cualquier otro hombre, excepto que él controla la locura de su vida. Ya que nada es más importante que ninguna otra cosa, el hombre sabio, el hombre de conocimiento escoge cualquier acto, y actúa como si le importara. El control que tiene sobre su locura le impulsa a decir que su actuación importa y hace que actúe como si importara, y sin embargo sabe que no es así; de modo que cuando cumple con sus actos, se retira en paz, y el hecho de que sus actos hayan sido buenos o malos, hayan resultado o no, no es cosa que le preocupe"

lunes, 26 de abril de 2010

Imagina

  • Imagina una empresa sin jerarquía, una empresa donde el poder esté repartido y no concentrado en el vértice de la pirámide. En la que no hay secretos financieros y cada trabajador puede conocer el balance semanal de la caja de la empresa. En la que todos comparten la responsabilidad. En la que se alientan el crecimiento personal y la iniciativa independiente, porque ello realza el todo. ¿Un sueño utópico?
  • "El espíritu Creativo"

jueves, 8 de abril de 2010

Vacío

  • Sí, reconozco que yo también he sentido ese vacío. Me preguntaba a misma si era capaz de crear, no sólo de acumular. Entonces me di cuenta de que vivir era descubrir y disfrutar conociendo. Y sin quererlo un día me encontré creando y padeciendo las crudezas de la vida de mis personajes. Y aquí estoy despegando suavemente, soy feliz haciendo y rehaciendo, sabiendo que he pasado horas narrando destinos y, en cuyo intenso tiempo de cada día resulta una frase.
  • Alcanzar una colosal satisfacción en la insensatez y en la demencia es la magia de la vida
Tyrande Susurravientos

martes, 6 de abril de 2010

Aventurarse


  • Logotipo diseñado para un proyecto universitario, un tanto altruista, lo expongo en rojo pues el color original no encaja con el blog.
  • Venga camaradas, atrévanse. No tenga miedo, cojan esa guitarra y destróncenla, mimen ese piano con sus dedos, dibujen mamarrachos. Aventúrense a traspasar la frontera de lo desconocido, pues que aburrido es ir siempre a los mismos sitios.
  • Recuerden que la seguridad es un mito, nunca se está seguro. Es más, la vida es el camino hacia la muerte, sus células están degenerándose cada día. Y díganme por qué no vivir en el placer, dejen de intentar ser perfectos. No existe el ser humano perfecto, sino que aburrido sería. Vivan ahora, osen disfrutar de conocimientos nuevos, de caminos diferentes, asómbrense de esa flor que les mira, dejen la perfección para los aburridos. La vida es demasiado corta para detenerse por culpa de los prejuicios, que no les tachen de exánimes, no se dejen llevar por las predisposiciones caprichosas de la sociedad. Sean ustedes mismos, con su defectos y sus virtudes y, sobre todo, hagan aquello que les plazca sin buscar razones.

Tyrande Susurravientos

lunes, 5 de abril de 2010

Lo implícito en las palabras

  • No sé por qué siempre me las arreglo para acabar leyendo obras de psicoanalistas. Resulta estimulante comprender todos los deleites del lenguaje social, inspeccionar en los miedos y deseos a través de la palabras, percibir qué dicen realmente, cómo conducen al interlocutor a su terreno, saber que existen miles de técnicas para anticipar que va a contestar el participante y actuar conforme a ello. En cierto modo resulta estimulante.
Aquí dejo algunos mensajes con sus respectivas traducciones


  • -Me ofendes. Resulta ser que nadie se ofende sin el consentimiento de él mismo, por tanto, la frase correcta es: -Me ofendí por las cosas que me dije a mí mismo respecto a cómo reaccionaste tú ante mí.
  • -Tengo miedo a las alturas. -Yo me asusto a mí mismo en las alturas
  • -Simplemente estoy enfadado, no me pidas que te explique por qué. -Puedo evitar sentir lo que siento, pero he escogido estar enfadado.
  • Padres a su hijo: -Nosotros nos quedamos aquí solos. Tú ve y diviértete como siempre lo has hecho. No te preocupes por nosotros. En realidad dicen: -¿Qué diablos te pasa? ¿Acaso te has roto el dedo y no puedes marcar un número de teléfono?


La letra de algunas canciones:


  • -Me haces tan feliz. -Yo me hago a mí mismo muy feliz por las cosas que me digo a mí mismo respecto de ti
  • -Tú eres el rayo del sol de mi vida. -Yo soy el rayo del sol de mi propia vida, y al tenerte a ti, la hago brillar aún más.

Tyrande Susurravientos

Merlin "sobre la educación"

  • Siempre me ha encandilado este texto, creo que no existe mejor manera de expresar lo que se siente cuando buscas el conocimiento por placer. Por supuesto que podemos elegir y somos producto de nuestras elecciones, elegimos la inacción para morirnos de aburrimiento o elegimos conocer para nutrirnos cada día.
  • Lo mejor para la tristeza, contestó Merlin, empezando a soplar y resoplar, "Es aprender algo. Es lo único que no falla nunca. Puedes envejecer y sentir toda tu anatomía temblorosa; puedes permanecer durante horas por la noche escuchando el desorden de tu venas; puedes echar de menos a tu único amor; puedes ver al mundo a tu alrededor devastado por locos perversos; o saber que tu honor es pisoteado por las cloacas de inteligencias inferiores. Entonces sólo hay una cosa posible: aprender. Aprender por qué se mueve el mundo y lo que hace que se mueva. Es lo único que la inteligencia no puede agotar, ni alinear, que nunca la torturará, que nunca le inspirará miedo ni desconfianza y que nunca soñará con lamentar, de la que nunca se arrepentirá. 
  • Aprender es lo que te conviene. Mira la cantidad de cosas que puedes aprender: la ciencia pura, la única pureza que existe. Entonces puedes aprender astronomía en el espacio de una vida, historia natural en tres, literatura en seis. Y entonces después de haber agotado un millón de vidas en biología y medicina y teología y geografía e historia y economía, pues, entonces puedes empezar a hacer una rueda de carreta con la madera apropiada, o pasar cincuenta años aprendiendo a empezar a vencer a tu contrincante en esgrima. Y después de eso, puedes empezar de nuevo con las matemáticas hasta que sea tiempo de aprender a arar la tierra"
  • Terence White, The Once and Future King, Putnam´s Sons.


sábado, 3 de abril de 2010

Vivir en Soledad


  • El individuo ha luchado siempre para no ser absorbido por la tribu. Si lo intentas, a menudo estarás solo y a veces asustado. Pero ningún precio es demasiado alto por el privilegio de ser uno mismo" Friedrich Nietszche
  • Para la mayoría de los mortales la soledad se revela tan estremecedora como el mismísimo infierno, su pequeñez radican en no encontrar nada dentro de sí que les llene. Vacíos e incapaces de explorarse a sí mismos, pues temen descubrirse y utilizan el contacto con el exterior para distraer esa deuda.
  • Buscar siempre la aprobación, el reconocimiento, la aceptación social, la admiración o la integración en la tribu; parece ser el objetivo de los seres humanos. Sentir que pertenecen a un organismo, por muy irracional que éste sea.
  • De modo que, débil aquél que teme a la soledad, pues será absorbido por las disposiciones del grupo y ninguna acción le será propia
  • ¿A qué se debe ese miedo? soledad ante la vejez, ante la incapacidad, ante la noche, ante la enfermedad o soledad ante uno mismo. Acaso signifique no importarle a nadie, no pertenecer a grupo alguno, y con ello, probablemente resulte ser el sinsentido de la vida. Quizás resulte funesto estar solo en la enfermedad, en la vejez y en la muerte. Quizás, no lo sé, ya que no lo he vivido, pero cabe la posibilidad de que así sea, y todo supuesto merece una anticipada preparación. Se debe asimilar tales jugadas de la vida, porque nadie está exento de nada. Si manejamos incertidumbres, mejor imaginar las trastadas que nos deparará el futuro. Sagaz quién siempre está en la vanguardia de la vida, pues así evita llevarse sorpresas desventuradas. Y no es pesimismo, mas todo lo contrario, es sensatez.
  • Probablemente nuestra vida se resuma en la constate lucha de ser aceptados por el grupo, en buscar el reconocimiento de nuestro entorno, en enriquecer de alguna manera al conjunto, y con ello, acaso, ¿no estamos más que eludiendo ser nosotros mismos? no resulta tan distante éste razonamiento en palabras de Milan Kundera: “En cuanto hay alguien que observe nuestra actuación, nos adaptamos, queriendo o sin querer, a los ojos que nos miran y ya nada de lo que hacemos es verdad”

Tyrande Susurravientos

miércoles, 17 de febrero de 2010

Pericles



  • Nuestro sistema político no compite con instituciones que tienen vigencia en otros lugares. Nosotros no copiamos a nuestros vecinos, sino que tratamos de ser un ejemplo. Nuestra administración favorece a la mayoría y no a la minoría: es por ello que la llamamos democracia. Nuestra leyes ofrecen una justicia equitativa a todos los hombres por igual, en sus querellas privadas, pero esto no significa que sean pasados por alto los derechos del mérito. Cuando un ciudadanos se distingue por su valía, entonces se lo prefiere para las tareas públicas, no a manera de privilegio, sino de reconocimiento de sus virtudes, y en ningún caso constituye obstáculo la pobreza....
  • La libertad de que gozamos abarca también la vida corriente; no recelamos los unos de los otros, y no nos entrometemos en los actos de nuestro vecino, dejándolo que siga su propia senda... Pero esta libertad no significa que quedemos al margen de las leyes. A todos se nos ha enseñado a respetar a los magistrados y a las leyes y a no olvidar nunca que debemos proteger a los débiles. Y también se nos enseña a observar aquellas leyes no escritas cuya sanción sólo reside en el sentimiento universal de lo que es justo...Nuestra ciudad tiene las puertas abiertas abiertas al mundo; jamás expulsamos a un extranjero, siempre estamos dispuestos a enfrentar cualquier peligro... Amamos la belleza sin dejarnos llevar de las fantasías, y si bien tratamos de perfeccionar nuestro intelecto, esto no debilita nuestra voluntad... Admitir la propia pobreza no tiene entre nosotros nada de vergonzoso; lo que sí consideramos vergonzoso es no hacer ningún esfuerzo por evitarla.
  • El ciudadano ateniense no descuida los negocios públicos por atender a sus asuntos privados...No consideramos inofensivos, sino inútiles, a aquellos que no se interesan por el estado; y si bien sólo unos pocos pueden dar origen a una política, todos nosotros somos capaces de juzgarla. No consideramos la discusión como un obstáculo colocado en el camino de la acción política, sino como un preliminar indispensable para actuar prudentemente... Creemos que la felicidad es el fruto de la libertad y la libertad, el del valor, y no nos amedrentamos ante el peligro de la guerra...
"Discurso de Pericles sobre la cosa pública" José Ramos Domingo

REFERENCIA
  • Siglo V a.C es una de las épocas de más lucidez del pasado. El siglo de Pericles esta pigmentado por el hombre y la búsqueda de su existencia: la libertad de expresión, el derecho a la intimidad y la protección del hombre mediante la ley son las bases de su democracia. Tanto la escultura, la poesía y la arquitectura lograron su máximo esplendor, algo que quizás, nunca más sea alcanzado.
  • Este texto es una de mis referencias tanto en conocimiento de la Atenas en el siglo de Pericles como en la elocuencia del discurso. Probablemente ningún hombre le iguale.
Tyrande Susurravientos

viernes, 8 de enero de 2010

Más que sobrevivir


  • Siento un ferviente entusiasmo por contribuir en el mundo, por hacer algo más que sobrevivir, no me conformaré con realizar bien lo que he venido a hacer, sino a contribuir a ello con sentido. Pues es la esencia de todo acto.
  • No entiendo a esas personas que siempre te responden con el típico “aquí siempre se ha hecho así”. No, no y no, me niego a caer en esa telaraña. En el conformismo, en viajar hacia el terreno conocido, en siempre intentar controlarlo todo. Son esas personas incapaces de aceptar un cambio en el programa de su vida. Aquellas que no se preguntan el porqué de esa situación, ni el cómo se ha llegado a esa conclusión sino que observan a su alrededor y hacen lo mismo.
  • Es como si todo el mundo estuviera de acuerdo “en una ley, un sistema...” y eso bastara para que fuera viable. Una insensatez de nuestra parte darle la razón a la mayoría. En los países árabes se dilapida a las mujeres y gran parte del colectividad está de acuerdo en esa practica ¿Merece ser dictaminada como ley? Ahora mismo hay millones de ejemplos similares y activos en el mundo occidental. No son más que la idiosincrasia de los pueblos, las tradiciones que se niegan a morir. Rechazo vivir sin innovar mis ideas, sin cuestionarme cómo se fundamentan, pues esa es la demostración de que estoy aquí y además activa.
  • Cuantas locuras se cometen por callar ante la mayoría, por miedo a ser juzgado y condenado a la burla, por seguir el camino de nuestros antepasados y no atrevernos a descubrir el nuestro.
  • Es mi mayor deseo: caminar hacia la locura con sentido, porque lo que ahora es demencial puede que aporte algo al futuro. Dejo algunos ejemplos de personas poderosas incapaces de visualizar el futuro.

¿Quién diablos quiere oír hablar a los actores?

Harry M. Warner, presidente de la compañía cinematográfica Warner Brother

El caballo ha llegado para quedarse, pero el automóvil es sólo una novedad... una moda pasajera.

El presidente del Michigan Savincs Bank, cuando aconsejó al abogado de Henry Ford que no inviertiera en la Ford Motor Company

Las máquinas voladoras más pesadas que el aire son imposibles.

Lord Kelvin, 1895

  • Estos enunciados reflejan que el ser humano suele rechazar a priori las ideas innovadoras. Ya sabemos que el primer paso es la negación, pues es intrínseco en en el individuo. Los cambios le conducen al terreno de la incertidumbre y allí no soportan residir. Confío que esa nimiedad no nos impida seguir adelante con nuestras ideas. “Debemos asegurarnos de poner los pies en el lugar correcto, y plantarnos allí firmemente” Lincoln

Tyrande Susurravientos